Blog de equipo de trabajo en máster ELE

Las unidades léxicas en español, un trabajo en equipo. Destrezas.

1523919095_grupo.jpg

»  Destrezas

Un aspecto que nos ha llamado poderosamente la atención es la afirmación de Gómez Molina:

“La premisa fundamental es que el conocimiento y la práctica de distintos tipos de unidades léxicas supone una ayuda importante para la fluidez de cualquier aprendiz de lenguas; de ahí que la finalidad última sea que los alumnos las utilicen de la misma manera que lo haría un hablante nativo que está aprendiendo a usarlas por primera  vez, es decir, experimentando cómo funcionan y deducir las reglas por las que se rigen.” (Punto 2. Página 4).

Siendo que nuestra actividad pretende mantener esta premisa al tiempo que el profesor mantendrá la atención respecto a las correcciones o ayudas que puedan necesitar los alumnos para afinar las

“frecuentes estrategias de transferencia conceptual, sintagmática y pragmática”  (Punto 5. Página 10)

Basándonos en estos aspectos, así como en lo que extraemos del conjunto de las actividades propuestas por Gomez Molina (Punto 7 página 18-19), pretendemos trabajar las 4 destrezas (de manera equilibrada, si bien partimos del hecho de que cada estudiante en particular y la propia clase como agrupación de los aprendices puede asimilar de manera diferente el conocimiento impartido, y que el nivel de partida al poner en práctica esta actividad va a marcar el peso tanto de trabajo como de relevancia de una destreza u otra. Por ejemplo, si nuestro grupo está en nivel B2 o superior, es probable que no haya mejora sustantiva en la comprensión auditiva como tal.

Siguiendo las investigaciones de Krashen (1978) y Terrell (1977, 1980) que señala Cannale en su artículo De la competencia comunicativa a la pedagogía comunicativa del lenguaje (Traducido por Javier Lahuerta), vamos a procurar desarrollar una primera fase de recepción y comprensión auditiva y lectora en la que el input que implica la exposición y explicación de las diferentes locuciones se mantengan en el nivel más próximo e inmediatamente superior al nivel medio del grupo.

De ese modo las explicaciones sobre cada expresión en concreto se re-interpretarán en función de la retroalimentación que los aprendientes hagan al profesor.

En la segunda fase, de producción, se trabajará la familiarización y el uso de los nuevos términos aprendidos, es decir, ejercitando la expresión escrita y oral

Como señala Munby (1978, capítulo 7) en su esquematización de los objetivos de comunicación, y dado que nuestra actividad va dirigida a la adquisición de nuevo vocabulario y su uso en la formación de frases, es posible que en algunos momentos de la actividad dos o más de las destrezas pueden aparecer combinadas.

group-3014161-960-720.png

También entendemos que durante la actividad pueden surgir oportunidades de trabajo con diferentes microdestrezas.

  En la comprensión auditiva y lectora se trabajarán deducción y uso de nuevo léxico, interpretación del sentido figurado, doble sentido, ironía, y quizás de otras como inferencia y entender información implícita.

  En la expresión escrita surgirán oportunidades para trabajar coherencia y registro, y quizás la cohesión y convenciones de uso.

  En la expresión oral estimamos posible trabajar sobre saber aportar opinión y adquirir nociones sobre la oportunidad o adecuación de determinadas expresiones, y familiarizarse con el sentido figurado.

1523919095_grupo.jpg

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: